Teniendo la ropa suficiente en los armarios no solo ahorraremos tiempo de lavar sino que no habrá tampoco que planchar tan a menudo. Al principio, si hay que comprar mucha ropa, puede resultar un poco cara esta solución, pero enseguida es claro el ahorro en dinero y tiempo y la tranquilidad que supone el trabajar así.

Si lavas y secas bien la ropa, si la recoges a tiempo y de dejas bien puesta habrá menos que planchar. ¡Te lo hacemos! Un par de horas a la semana será suficiente y podrás tener siempre en el armario, lo que necesites ponerte. Tomar contacto

< Volver a Servicios