Las malas madres !no existen!

Ponemos a tu disposición un servicio para cuidar a tus hijos mientras trabajas. Porque trabajar y tener una familia no se excluyen, si se organizan las cosas bien y a tiempo. Si el combinar tu familia con un trabajo en la calle te hace feliz, cuando vuelves a casa…se nota. ¡Atrévete y vive como crees que tienes que vivir!

Te ayudamos con el:

  • Levantarlos y acostarlos
  • Aseo, ducha, baño
  • Vestirlos
  • Desayuno, comida, merienda, cena
  • Llevarlos y recogerlos del cole o de la guardería
  • Paseos o llevarlos al parque
  • Cuidarlos en casa de día y de noche, cuando lo necesites

Porque también tienes que salir con tu pareja al cine, a pasear, a hablar y tienes que tener amigos y quedar.

No lo olvides, el equilibrio perfecto es:
Primero tú
después tu marido
en tercer lugar, tus hijos.
No cambies el orden, ¡!!este es el que funciona!!!

Cuidando a tus hijos, seguimos tus pautas, solo tienes que dárnoslas. Tomar contacto

< Volver a Servicios